miércoles, 26 de junio de 2019

519.- CANTA, NO DEJES DE CANTAR.




¿Sabéis cuándo escucháis canciones y la música y la letra parece que hablan y suenan a vuestra vida?

Llegamos a sentir que quien ha compuesto la letra y la música hablaba de nosotras, que había vivido nuestra historia y sabía cómo pensábamos, cómo amábamos, cómo  acariciábamos, cómo  entendía nuestro cuerpo y sabía que cuerda tañer, para hacernos sentir y desear que la vida acabara en ese preciso momento.

Porque hay momentos que deberían ser toda una vida, en los que la tierra debería detenerse y dejarnos inmóviles, sin más. Porque esos momentos son únicos y nos convierten en personas únicas.

Y no necesitamos nada más. No existe nada más allá ni más acá.

Y sólo somos nosotras y nuestros pensamientos y sentimientos.

Es la música que nos envuelve, que nos abraza y nos encuentra por fin. Y entonces sabemos que será el único y eterno consuelo. Y que nuestras lágrimas y nuestras sonrisas serán  lo único importante, la batuta y la clave que nos guiarán hasta ese camino en el que encontrarnos y olvidarnos de lo banal y lo superfluo, que no siempre es deseable.


E incluso las amantes incondicionales de la trivialidad, de aquello superfluo e inane, nos reencontraremos con el fundamento, con las bases de lo que nos ha conformado como personas, cómo gente de bien, con sentimientos y valores. Y entonces, con ese ritmo que nos reencuentra en la senda de la verdad, entonces escuchamos aquello que parece estar compuesto para nosotras, sólo para nosotras. Y ya no hay más.

Y ahora os propongo escuchar, con los oídos, con la piel, con los labios, con la punta de los dedos. 

Y aquí os dejo unos pequeños regalos para sentir.

Tú me acostumbraste y no te olvido nunca.

Esta mujer ya no me gusta como antes, parece haberse convertido en la hija adoptiva de Esperanza Aguirre, pero hay canciones que son yo.

Y por mucha fuerza que hagamos, por mucho empeño que pongamos en ello, hay cosas que son imposibles.


También está lo imborrable, aquello que por mucho empeño que se ponga no existe nada que me obligue, y que esto es así nenita.

Y el hierro firme que me hizo, que me formó, que me levantó. Y gracias a él tengo lo más importante que me levanta cada día.


Y esto ha sido un regalito para animaros a estar, a seguir.

Felices treinta y dos vida mía. De tres.

Y acabamos de fiesta.



15 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Mamá❤

OIA dijo...

OIA dijo...

Anónimo dijo...

Y quedarán para siempre en el recuerdo,las letras,las músicas....

Aroa dijo...

¡Muchas felicidades a las dos! Has hecho un repaso musical precioso. Al final, el arte es consuelo y abrigo. Yo vivo en un musical y sé cuando la tristeza se me ha ido de las manos porque dejo de cantar.

Anónimo dijo...

Jooo, Conchi, qué bonito.
Además de todas esas canciones tan bonitas, todo lo que escribes me encanta.
Escribes muy bien amor, ya sabes que te lo digo siempre.
Besos.
Laia Tramunt

Anónimo dijo...

Hola Conchi.
Te echamos mucho de menos por aquí. Muchísimo calor en Barcelona.
Te has lucido con este post.
Magnífica música y tu escritura impecable.
Petonets.
Irma

Anónimo dijo...

Hola Conchi.
Teníamos que hacerte ya un comentario en tu estupendo blog.
Somos Nandi y Charina, las protagonistas de Desde el choped al espacio.
Gracias a ti nos conoce un poquito más nuestro mundo del tejido.
La Nandi esta de cocinitas y yo de mesa en mesa.
Besos y a ver si nos ayudas a mejorar.
Guapísima.

Anónimo dijo...

Hola Conchi, desde Reino Unido y con la gordi vestida de Vivienne Westwood y la muñeca al lado, te felicitamos por lo bien que escribes.
Ya sabes que nosotras somos incondicionales tuyas, y te buscamos para leerte y estar al día.
Besos preciosa.
(Postdata) Tengo el pelo fatal.
Barbie y Nancy

Anónimo dijo...

Conchiiiiiii, tía, nos ha encantado la entrada esta musical.
Ya sabes lo que nos encanta la música y todas las artes en general, por eso somos artistas.
Besos grandes amorcito.
Muacks.

Anónimo dijo...

Un éxito de post cariño.
Tenemos que quedar un día en Las Palmas. He estado muy liado, con asuntillos del piso de Barna, pero haber si lo solusiono.
Besitos

Anónimo dijo...

¡Cuánto tiempo maja!
Todo sigue igual, ya sabes, como esta música llena de recuerdos.
Te extraño y a ver si me ayudas a mejorar, que llevo mucho lío en la cabeza.
Posts así siempre traen recuerdos bonitos.
La Sil se nos perdió en el bosque y la encontramos a los tres días, ya sabes lo despistada que es y que se deja llevar por cualquiera.
Besos a la niña.
Malamente tras tras.

Anónimo dijo...

¡Exitazo de post!
Yo sigo en la última fila.
Al

Anónimo dijo...

Amorrrrrrr.
Cuánto me acuerdo de ti.
Hoy en el super del barrio me encontré con la del barco, la del novio camello.
Cuanta mierda hay que tragar.
Tú a lo tuyo divina.
Petons y besis.
Clarabel

Anónimo dijo...

Conchifly, acabo de llegar de Miami y lo primero ha sido leerte.
Me meoooooooo.
Este post me ha encantado, pero lo mejor ha sido los comentarios.
Están todas.
La muñequera con su gordi westwood.
La tramposa del piso del Raval, que en breve la desahucian.
La del pollo y sus filiartists.
Las del choped, cada vez mas decrépitas.
Maravilloso regresó a casa.
La portu y la griega me las encontré en la sala de espera, fatalas ellas.
Nos vemos el jueves en la gala.
Te amo princess.
Carol