lunes, 1 de agosto de 2016

347.- CALIDAD DE VIDA Y BIENESTAR SOCIAL.



El concepto "Calidad de Vida" es totalmente subjetivo y he comprobado que existen casi tantas definiciones como personas.
No hay unos parámetros que puedan calibrar si en un lugar hay más o menos "Calidad de Vida" y aunque existen organismos públicos y privados que realizan estudios estadísticos sobre ello, no tengo ninguna duda sobre su falta de fiabilidad y que en muchas ocasiones responden a intereses inmobiliarios, turísticos y financieros.
En cualquier ciudad, sus habitantes mantienen diferentes posturas sobre la "Calidad de Vida" que tienen, y esta diferencia se da también en ámbitos mucho más pequeños, pueblos, aldeas, barrios, comunidad de vecinos e incluso entre los diferentes miembros de un núcleo familiar.
Enumerar las diferentes razones que se esgrimen como factores de "Calidad de Vida" sería inacabable, porque vuelvo a insistir, se trata de una percepción individual y subjetiva.
No obstante, voy a detallar alguna de las razones que habitual y mayoritariamente se exponen como factores de "Calidad de Vida".
  • Buen clima, identificado como temperatura cálida entre 20ºC y 27ºC  y baja humedad relativa.
  • Distancias cortas en desplazamientos habituales; de casa al trabajo, al colegio, a las zonas de ocio y de consumo. 
  • Buena, amplia y variada oferta cultural. Museos, teatros, cines, exposiciones temporales, festivales, etc.
  • La comida. El fácil acceso a productos frescos, sanos y autóctonos, así como a otros más exóticos.
  • La proximidad al mar o a la montaña.
Y podría continuar, pero queda patente que la "Calidad de Vida", va unida indefectiblemente a la economía y negarlo sería pueril y absurdo.
Por todo ello podemos decir sin equivocarnos, que a mayor capacidad económica, mayor es también la posibilidad de tener un nivel alto de "Calidad de Vida".

Vivir en una isla con un clima estable, con pocos kilómetros de superficie, autosuficiente en cuanto a productos agrarios, ganaderos y marinos, con buenos tratados comerciales para abastecerse también de productos foráneos, con un buen plan urbanístico de viviendas de calidad y con servicios públicos óptimos de sanidad, educación, cultura, transporte y ocio.
¡Despierten! eso no existe.

Después de la 2ª Guerra Mundial y bajo el auspicio de la ONU y de las naciones participantes en el conflicto, se acuñó el concepto "Bienestar Social" , se le da carácter universal y se incluye en la Carta de Derechos Humanos como elemento facilitador de igualdad social entre personas y naciones.
El "Bienestar Social" se mide con parámetros objetivos que son el fruto de sólidas estructuras políticas económicas y sociales. Muy opuesto a la subjetividad coyuntural de la "Calidad de Vida",
Los indicadores del "Bienestar Social" deben regirse por la optimización de los mismos y lo explico con estos ejemplos.
  • La Sanidad es un parámetro de "Bienestar Social", pero no es suficiente con su mera existencia, con la infraestructura y medios materiales y humanos. La Sanidad debe ser óptima y universal, debe atender cualquier tipo de enfermedad de forma rápida, eficaz y eficiente.
  • La vivienda es otro parámetro de "Bienestar Social" , pero estamos de acuerdo en que la frase " todos tenemos derecho  un techo que nos cobije" encierra en sí misma profundas diferencias, porque no es lo mismo una mansión con piscina, jardín y pista de tenis que una chabola en el extrarradio de cualquier ciudad, sin alcantarillado, ni agua corriente y con la luz pinchada ilegalmente al alumbrado público.



Por tanto, todos los parámetros de "Bienestar Social" llevan de forma implícita el adjetivo òptimo/a  y no puede ser sustituido nunca por "la mejor posible".

Los parámetros de "Bienestar Social" son los siguientes:
  • Educación.
  • Sanidad.
  • Vivienda.
  • Trabajo,
  • Ocio.
Y si, también para que se de una situación óptima de "Bienestar Social" hace falta dinero, mucho dinero.

Y aquí es cuando se encuentran y chocan estos dos conceptos, "Calidad de Vida" y "Bienestar Social".
Porque para unas personas la "Calidad de Vida" es la mansión con piscina, coche de lujo y seguro médico privado y para otras es una vivienda digna, adecuada y adaptada a la necesidades físicas, familiares y funcionales, un buen sistema de ocio y cultura gratuito y accesible, una sanidad pública y universal, una educación gratuita que garantice el correcto desarrollo psíquico y físico de la persona y unos medios de transporte seguros y eficaces adaptados a las necesidades de la población.




Lujos frente a derechos. Derechos que nunca debemos considerar como demanda exclusiva de personas con pocos recursos, sino que lo son del conjunto de una sociedad que olvida y se acomoda y pierde valores como la solidaridad.  





No hay comentarios: