jueves, 30 de mayo de 2013

148 - SIN COMPLICACIONES


Muchas situaciones indeseadas son provocadas por personas que tienen como divertimento la creación de circunstancias incómodas por motivos banales e incluso inexistentes.

Ejemplo:

_Persona creadora de circunstancias  incómodas:  "¿estás bien?, te encuentro rara".

_Yo (o cualquier otra persona que no quiere complicaciones): "si, estoy muy bien, y siempre he sido rara para tí."

_Persona creadora de circunstancias incómodas (volviéndose insistente): "es verdad, rara siempre has sido, pero no disimules que a tí te pasa algo."

Al llegar a este punto existen dos opciones:

OPCIÓN A: 

_Yo (o cualquier otra persona que no quiere complicaciones): "bueno cielo, no te preocupes por mí, estoy bien. Ahora te dejo que tengo clase de cupcakes.



OPCIÓN B:

_Yo (o cualquier otra persona que no quiere complicaciones): "bueno cielo, aún no te he dicho lo mal que te veo yo a tí, no me preocupa, pero deberías pasar por el médico de cabecera y pedir pases para el geriatra, el psiquiatra y el urólogo (que te hará un buen trabajito). 



Estoy tan de puta madre que me da pena decírtelo, porque conozco tu inestabilidad emocional, fruto de la envidia inherente e intrínseca que padeces desde que me conoces.

Y lo de rara, cariño, es un eufemismo inventado por tí para sobrellevar mi inteligencia.

Bueno amor, que llevo prisa, tengo clase de cocina y hoy toca el lechazo al horno.

Besos y sigue tan bien".


Creo que adivinareis la opción por la que yo me decanto.

Me gusta estar rodeada de personas felices, que sonríen, y quiero contribuir para que así sea, pero no admito que nadie venga a joderme, y que el motivo sea la insostenibilidad de sus grises y vacías vidas.

Besos, sonrisas y a VIVIR.







3 comentarios:

XIII dijo...

Pero que... GRANDE jajajaaja
Lástima que haya gente así, sobre todo gente con la que convivimos casi a diario, supuestos colegas o amigos con los que el trato debería ser distinto, pero en fin... opciones para tratar a estas personas hay muchas y bueno, lo que tú dices, ¡sonrisas y a vivir!

¡Me ha gustado mucho tu blog por cierto!
Me quedo por aquí ;)
Nos leemos, un abrazo.

Norma dijo...

Genial...

Anónimo dijo...

jajajajajajajajaaja