lunes, 18 de mayo de 2015

314 - SANT PAU RECINTO MODERNISTA


Vivir en Barcelona es tener la oportunidad diaria de ver cosas nuevas, visitar parques, museos, jardines o simplemente callejear perdiéndose y dejándose sorprender en cada esquina por fachadas y escaparates. Cuando se viene de visita a Barcelona lo típico y recomendado es visitar la inacabable Sagrada Familia, los edificios de Gaudí  La Pedrera y la Casa Batlló, pasear por el Barrio Gótico, la Rambla y si da tiempo subir hasta Montjuich o bajar al Puerto olímpico.

Todo ello bonito y maravilloso, pero cuando ya llevas tiempo aquí, descubres otros lugares no tan publicitados y por ello también menos conocidos y visitados.

El martes pasado fuí a Sant Pau Recinto Modernista.

Este recinto tiene su origen en el siglo XV, cuando el Ayuntamiento, denominado en aquel entonces Consejo de Ciento, y el Cabildo Catedralicio encargaron la construcción del Hospital de la Santa Creu, con el incipiente fin de hacer de la sanidad un bien social.

En 1902 se encargó al arquitecto Lluís Domenech i Montaner la construcción del hospital de la Santa Creu i Sant Pau, obra que se prolongó hasta 1930.

El arquitecto construyó un recinto hospitalario con una trama urbanística propia, una ciudad dentro de la ciudad.

La idea fue que cada enfermo tuviera un espacio de 145 metros cuadrados incluyendo los jardines, un proyecto a la vanguardia de cualquier otro recinto hospitalario en Europa.

Se construyeron 27 pabellones de los que 16 son modernistas y se dedicaban cada uno de ellos a diferentes especialidades médicas.Estos pabellones estaban comunicados entre sí a través de galerías subterráneas.

Durante 80 años este lugar funcionó como centro hospitalario, en 2000 comenzó su rehabilitación y se abrió al público, para poder ser visitado, en 2014.

Se ha cuidado prioritariamente el respeto a los espacios originales, la transformación de los pabellones en recintos de trabajo funcionales y la implementación de principios de sostenibilidad y ahorro energético.

La UNESCO lo declaró patrimonio mundial en 1997.

Trabajan en este centro diferentes organismos internacionales , orientados a los ámbitos de la salud, la educación y la sostenibilidad. Son los siguientes:

  • Universidad de las Naciones Unidas.
  • Casa Asia.
  • Red Mundial de Operadores de Agua.
  • Organización Mundial de la Salud.
  • Instituto Forestal Europeo.
  • Programas de Ciudades Resilientes de UN-Hábitat.
  • Red Global de Universidades para la Innovación.
Además de las características arquitectónicas del conjunto, de su forma de cruz, de la simetría y los materiales utilizados, hay que destacar la belleza de los jardines que ya por su mera existencia como por su amplitud resultan innovadores, para la época de su construcción, en un recinto hospitalario.

También es destacable la escultura, destacando la figura / símbolo más representada que es el ángel protector, representado en imagen femenina, masculina e infantil.

Después de toda esta descripción, creo haber dejado claro que recomiendo la visita a este bello lugar que invita al paseo y la contemplación.

Dejo fotografías para que se pueda apreciar mejor todo lo expuesto.

¿Alguien conoce este recinto?




Después de pagar la entrada (8 euros) se accede a una sala subterránea en la que se expone información multimedia sobre el Centro. 
Esta es la maqueta de todo el recinto.

La visita comienza por la Sala Hipóstila y a través de un túnel se accede mediante una escalera de caracol al espacio central de los jardines, justo detrás del edificio principal.
Estaba sola, supongo que por el día y la hora en los que hice la visita, y me dio un poco de miedo el túnel, además que víi unas sombras que al irme acercando me di cuenta que eran hologramas que representaban enfermos y enfermeras.




Después de subir estas escaleras me encontré en medio de toda esta maravilla, realmente deslumbrante, increíble. Creo que estuve a punto del Síndrome de Stendhal.










Interior del Pabellón de San Rafael. 

Detalle de baldosas hidraúlicas en la pared de la entrada del Pabellón de San Rafael. Exposición del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas y la Unión Europea sobre Comer en Familia.

 Fotografía del antiguo pabellón de San Rafael.

En el Pabellón de la Purísima había una intervención artística organizada por Casa Asia de Ricard Chiang. Me llevé un susto tremendo. Creo que entenderéis el motivo. No me atreví a pasar de la entrada.


Pabellón Sant Jordi, el más pequeño de todos.

Pabellón de la Administración, el principal. Detalles de la fachada y del interior realmente magnífico. Vistas desde el interior al fondo la Sagrada Familia.







6 comentarios:

Isthar dijo...

Lo tendré en cuenta para la próxima vez que vaya...Parece que esta cerca de la Sagrada Familia, no?

Marta Máster dijo...

Hola. viendo tus maravillosas fotos me apetece aún más volver de visita por Barcelona. Est aconstrucción nombrada Patrimonio Mundial por la UNESCO es impresionante. Ya veo que te apasionó la visita a Sant Pau Recinto Modernista.Seguimos en contacto

Anita dijo...

Me encanta Barcelona y no sé por qué me pilla tan lejos siempre! Creo que tiene que ver con que cojer un ave Madrid Barcelona me cuesta lo mismo que ir a alguna ciudad del extranjero y siempre gana la segunda, pero tengo que solucionarlo pero yaaaa.
Mua!

Ursulinska dijo...

Que maravilla de sitio, mil gracias por descubrírmelo!!

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Gracias chicas por vuestros comentarios, pero cuando vengáis a Barcelona lo primero es conocernos nosotras y después ya veremos. Jajaja. Besos.

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

No se exactamente la distancia pero cálculo una media hora andando.
Besos Ishtar.