miércoles, 15 de enero de 2014

223 - LOS ENCANTES. ENCANTS NOUS.

Como Le Marché aux Puces en París o El Rastro en Madrid, Barcelona tiene también un mercado callejero en el que poder encontrar desde una aguja hasta un ¿elefante?, no, elefantes no hay, pero casi.
Hasta hace bien poco, Los Encantes se ubicaban al aire libre, en casetas o directamente en el suelo; existían también algunas pocas tiendas. Todo en una misma parcela, pero con cierto desorden que daba un aspecto bohemio, excéntrico y ecléctico.

Actualmente Los Encantes están ubicados muy cerca del lugar anterior, pero en un espacio techado de dos plantas. La cubierta por su parte interna está realizada con placas de espejo sustentadas por columnas que conforman diferentes galerías.



En la zona más próxima al exterior se sitúan las tiendas y restaurantes. Estas tiendas venden desde griferías, muebles, bicicletas, lámparas, anticuarios, sanitarios, artículos de ferretería, menaje y mercería.

Estas fotos son de una tienda de telas maravillosas.






En las galerías interiores se pueden encontrar puestos de ropa, zapatos, telas, antigüedades, ferretería, recambios de coches, motos y bicicletas, libros, revistas, comics, vinilos, pequeños electrodomésticos y un infinito número de artículos que si vas con ganas pueden invitar a la búsqueda, aunque creo que muchas veces será infructuosa.

No he conocido Los  Encantes originales y seguro que como indica su nombre, debía tratarse de un lugar de sorpresa, de pequeños tesoros y sobre todo lleno de encanto.

Ahora y salvo escasas excepciones se acerca más a los mercadillos domingueros de cualquier ciudad que a esos otros lugares de venta de objetos antiguos, con magia y encanto.

Los encajes, la mercería antigua, las telas y retales, los cristales y porcelanas, las máquinas de coser y de escribir, las cámaras de fotos, las muñecas y las lámparas. Y tantos otros objetos difíciles de encontrar, pero que en ocasiones, hasta en estos modernos Encantes pueden aparecer.


Cuando llegas en metro, tranvía o andando ya sorprende la próximidad de la torre Agbar, edificio convertido en un emblema más de la ciudad condal.


Y desde esa bienvenida panorámica comenzamos el recorrido.












8 comentarios:

ro dijo...

Qué ganas de volver a Barcelona y visitar algunos de los lugares que nos enseñas. Había oído hablar de este mercado, pero no lo conozco, con lo que me gusta a mí un mercado...

Besos.

Tere Ávila dijo...

estupendo post, unas fotos preciosas, lástima que me pille tan lejos, me encantaría!

besitos

Tula dijo...

Buah, la tela de las muñecas y la cabeza blanca de cerámica... Son una pasada!
Y cómo es que se me pasó esto???

Sara Realitybeats dijo...

Hola Conchy! A mí todo mercado de antiguedades me encanta, pero no me acaban de convencer els Encants Nous, anyoro la magia del caos de los antiguos, les tendré que dar otra oportunidad! Las fotos preciosas!
Un beso!!

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

La próxima vez que vengas no dejare que se te pase

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

No conocí los encanta vells que por lo que me cuentan son los reales. Ahora estos son los que están

Espanice dijo...

No conocía este mercado, como a Barcelona siempre se vuelve me lo apuntompara la próxima. Merci!

El collar de Hampstead dijo...

Me encantaría ir,es como un viaje en el tiempo.

Un beso!