sábado, 19 de noviembre de 2011

33 - REFLEXIONANDO (04)




Yo no hago colecciones de nada, no lo olvideis.

Pero esto que viene a continuación es una colección en toda regla de M.
Colecciona bolas de cristal de esas que dentro tienen nieve y normalmente las traemos de nuestros viajes o nuestros amigos se las traen de sus viajes a lejanos países. Y muy importante, tienen que ser con nieve, las de purpurina no valen.
La primera de la colección es una de Santillana del Mar, en Cantabria y la última es de Camboya.



Mi preferida es esta



La más graciosa, por como se compró, es la que trajo P. de Granada, pero comprada en el aeropuerto de Málaga a última hora y que pone Torremolinos, Mijas y Benidorm.
Y de todas ellas hay una mía, sólo mía, que me regaló M. y me encanta, mirad y lo entenderéis.



Ya es la hora de hidratarse un poquito, así que un gintonic vendría bien, pero sin pasarse, que se pierde concentración.

4 comentarios:

Tula Malcriada dijo...

Me encantan esas bolas, me quedo tonta mirando cómo se mueven las chispitas de dentro.
La de Mariquita Pérezes preciosa.
Besos!
Tula.

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Gracias por hacerte seguidora de mi blog. Y si, las bolas estas tienen un cierto efecto relajante. Besitos.

anita dijo...

Jajaja me encantan, yo tengo una de Sevilla super kitsch, me parecen geniales!

Cuatrojos dijo...

que me gustan!siempre he tenido antojo de coleccionarlas